jueves, 15 de septiembre de 2011

Para hacer un reportaje hay que enamorarse de la historia

“A mí lo que me gusta hacer son reportajes, yo digo que el que hace reportajes cuenta historias y tiene que enamorarse de las historias que está contando, en el proceso de investigación de alguna manera se va enamorando de la historia”,...
“Las siento, las vivo, las sufro, claro, siempre desde una perspectiva, desde el lado de un periodista, lo siento pero trato de no sufrirlo, sabiendo que uno no puede arreglar el mundo.

Me ha tocado, por mi trabajo, enfrentarme a situaciones tristes (por así decirlo), y eso no es que te haga duro, lo sientes pero siempre tratas de mantenerte un poco a un lado, cuando yo digo que me enamoro de mis historias no solo deben ser en un ámbito de tristeza o de melancolía, sino también en lo positivo…”
Como Videoperiodista le ha tocado vivir una serie de conflictos, a los cuales se ha enfrentado completamente solo, tomando como únicos compañeros a sus instrumentos de trabajo y la experiencia que va ganando en cada vivencia:
“No hay mejor capacitación que la vida misma, pase un cursos para periodistas con el ejército alemán durante dos semanas, uno se enfrenta a situaciones que pueden ser reales pero son ficción, eso ayuda pero la realidad siempre supera la ficción”,...”
Cuando se trabaja en equipo siempre se es responsable de todos, cuando uno trabaja solo es más sencillo, realmente eres responsable de ti mismo, sientes que no pones en peligro a otras personas, solo te pones en peligro a ti, solo te debes cuidar a ti mismo, claro siempre es después más difícil porque no hay con quien compartir las vivencias, por eso yo digo después de hacer un reportaje me tiro en un sillón y siento que me han sacado la sangre de las venas”.

Con la sencillez que caracteriza a quien aman su trabajo, nos relata su participación en momentos históricos, tal es el caso de La Caída del Muro de Berlín,no fue uno de los momentos más importantes, porque era muy joven, siempre me echare un poco en cara no haber sabido, no haber sido lo suficientemente maduro para haber podido entender lo que estaba viviendo.
Entre las experiencias más importantes que me ha tocado vivir está el terremoto de Chile, (pasado hace uno o dos años), haber podido estar a los dos días, fue espectacular vivir allí esos momentos, poder ver a la gente, no hubo más replicas pero vi como el pueblo chileno se volcó en ayudar a todos los afectados y eso si fue maravilloso.
También La selva del Chocó en Colombia, estaba en una comunidad, y en esa comunidad siempre hay algún internacional que hace como escudo humano, como de testigo para que no le pase nada a la comunidad, para alejar a paramilitares, o a las guerrillas, y cuando llegue pregunte, ¿quién es el internacional?, y me dijeron que “el internacional eres tú” (ríe). Cuando uno está en peligro nada te lo avisa, no es como en las películas que escuchas la música, sino que pues tu estas por la selva y no sabes que te espera”.

David Olmos comenzó en el mundo de la imagen cuando en 1989 empezó a trabajar para la agencia de noticias española Agencia EFE. Allí desempeñó las funciones de montador, postproductor y realizador. En 1998 viajó a Cuba para participar en un taller de dirección de actores en la Escuela Internacional de Cine y Televisión.
Es ahí donde nació su pasión por la TV al hacerse realidad el primer documental realizado y producido por Ute Hilgefort y David Olmos “Cuba en Guanabacoa”. Al regresar de Cuba comenzó su trabajo en la cadena de televisión CNN+ haciendo reportajes para el programa “videoperiodistas”.
En el año 2000 traslado su residencia a Berlín donde compagina las producciones de Elegua TV con su trabajo de editor del informativo en español de la televisión internacional alemana Deutsche Welle. En 2008 comenzó su actividad docente en DW-Akademie, impartiendo talleres de periodismo en Latinoamérica.
Las expectativas de cada audiencia varia, de acuerdo al país, “En Alemania el ritmo es mucho más pausado la gente, los informativos son mucho más tranquilos, mucho más serios hay una gran diferencia, el canal más importante es no el que tenga más rating sino el más serio, el más valorado es el de la televisión pública, y es el más aburrido de todos.
Pero cuando un televidente se quiere informar de verdad acude a la televisión pública, es el canal que más medios tiene y es el que mejor informa, existen los medios privados que les gusta mucho más el show y el espectáculo, pero no son los que prefiere la gente. DW no se transmite en Alemania se transmite a todo el mundo menos Alemania, en DW toma en cuenta dos tipos de público; los Alemanes que les guste estar informados y el otro son los extranjeros que les guste Alemania y tengan un cierto interés por Alemania y de acceder y llagar a aquellas personas que generan opinión en los países en los que se transmite DW”.

El consejo que les da a quienes aman esta profesión es:“Hacer el trabajo bajo sus principios éticos que es fundamental, verificando siempre la noticia”.
En Bolivia tuvimos la oportunidad de compartir su experiencia y nutrirnos de sus consejos en la muestra/taller “Lo mejor del periodismo de la Televisión boliviana”, realizado por la Fundación Para el Periodismo, en tarea  de capacitación y formación continua de periodistas.

Por: Claudia Bejarano Prieto

.

Premio SIP al Periodico Peruano PERUNEWS Review

Enviar por corrEo

Agencia de Prensa Lima Norte

PUCP | PuntoEdu

Biblioteca Nacional

¿A dónde se van los "periodistas" mermeleros?

LA AGENDA DIGITAL 2.0 - ONGEI /PCM